«Estrategas Electorales, Pura Sangre»



TODOS los políticos son iguales… ¿En serio?

perseus_right_knight_1500 (1)

Eddy Pic Oficial

 

 

 

 

Por: @PaezHache (Consultor Electoral)|| [De cómo los políticos, al despertarnos, aún estarán ahí]

TODOS LOS POLÍTICOS SON IGUALES. Cuando se escucha esta expresión en boca de la mayoría de latinoamericanos, de colombianos, de antioqueños; casi siempre será extraño si se piensa de manera positiva en dicha afirmación.

En los últimos años, personalmente, nunca he escuchado una aseveración del tipo: “Todos los abogados son muy honestos. Todos los médicos son estupendos. Todos los taxistas son honrados. Todos los funcionarios públicos son limpios. Todos los árbitros son buenos. TODOS LOS POLÍTICOS SON MAGNÍFICOS… ¡Hay qué ver cómo sirven a nuestra patria!”

Infortunadamente, experiencias particulares, algún comportamiento crucial en nuestras vidas, situaciones eventuales, nos llevan a afirmar dicha ‘verdad-de-a-puño’ como algo probado, sabido e inefable. Sin confirmar a plenitud, pero dicho por todos, es así, sin discusiones.

Como toda generalización, de seguro es injusta con las excepciones; aunque con ello, siempre se ha dejado por sentado un ambiente de desconfianza fatal que poner por igual a los profesionales mencionados y en sumo grado a los políticos. Eso sí, estos son la sima del asunto, la parte más baja en todos estos señalamientos.

Y a decir verdad, no es algo exclusivo de las profesiones o de la clase pública; sucede con las mujeres, con los hombres, con los pastusos, con los costeños, con los emigrantes… Que perros, que complicadas, que brutos, que bullosos, que mulas. Todas, aseveraciones superficiales, totalmente ignotas, aunque populares.

Simplificamos nuestra forma de pensar y la reducimos casi que al absurdo para evitar la complejidad de otros análisis. Y no es tan fácil.

Los políticos son seres humanos. Y hablamos de los políticos criollos, para especificar el universo, la muestra de este post. Los políticos son humanos, es más, lo son tanto como usted y como yo. Con equivocaciones, con sueños en la vida, con sorpresas, con posibilidades, con familia, con pasado… Cuando generalizamos a los demás, a ellos, damos pie para que nos simplifiquen también a nosotros. Vemos a alguien en un afiche de candidato y de una “No son sino ladrones.. todos.” Es nuestra salida natural.

¿Y qué, con eso? Pues que de igual manera, la clase política existe y las elecciones también. Y sea por 5 ó 10, van a salir elegidos. Siempre va a pasar. A menos que tomemos otra clase de decisiones, que seamos más inteligentes y que pensemos un poco más en nuestra sociedad, en nuestros pueblos, la realidad es que el poder seguirá en manos de ‘esos’ políticos.

Tal como yo lo veo, tenemos 2 salidas:

1. La primera es el tiempo actual, el tiempo de gobierno (de esos Alcaldes, gobernadores, presidente, congresistas, diputados, concejales) es evaluar con más análisis que pasión, con justicia con el otro. Reconocer que no siempre pertenecen a una Mafia que se reúne por las noches a decidir como ‘jode’ este pueblo al día siguiere. Valorar que dentro de su accionar puede que haya decisiones acertadas y otras que tuvieron buena intención, aunque no hayan sido las mejores. Evaluar por un instante, que de alguna manera nos representa, sea por su elección o por nuestra apatía. Es el juego electoral, democracia simple. No es justa siempre, pero son la reglas.

2. La segunda alternativa, es para los tiempos venideros. Ayude a construir diferencia. Haga parte de los procesos, entérese. Salga del Facebook, vaya a la pequeñas reuniones y aporte, opine, hable, escuche. Con mi experiencia como Consultor Electoral en municipios pequeños (de menos de 80 mil habitantes), puedo decirle que en la mayoría de las ocasiones, las mejores ideas en campaña, surgen de paisanos, vecinos, locales que se toman el trabajo de leer y de aportar con algo diferente. Muchas veces, cansados de ‘lo-mismo’.

Quiero pensar que por muy nefastos que sean algunos gobiernos locales, algo bueno han hecho y que en el fondo aún tienen la voluntad de recomponer, la clarividencia momentánea de querer hacer las cosas bien. Sería justos con su propia vida, para que no pasen de agache ante la historia.

Sería sensato de igual manera, que usted que me lee, pueda aportar en la próximas campañas a que no todos los políticos sean igual de ‘bandidos’, exigiendo, mostrando, aportando, cuidando, opinando, evaluando críticamente por quién votar.

Nos toca hacer nuestra parte para cambiar esta realidad, porque a todas estas, señalando sin ofrecer acciones de cambio para nuestra sociedad, también somos más de lo mismo.

De alguna manera, tenga la plena certeza que como el cuento, cuando despertemos, los políticos aún seguirán ahí…

¿Quiénes somos, Qué hacemos?

Cloud Final PH PNG

7 Conclusiones Post Electorales

Eddy Pic Oficial

 

 

Por: Edward Páez H. [@PaezHache]

 

389358_205031_2

Procedemos a analizar el contexto local en los municipios donde tenemos presencia como Consultores o posibles Asesorías en #ComPol Comunicación Política. Siete (7) conclusiones rápidas:

1. Muchos aspirantes locales, aprovecharán el boom del Uribato para alinearse al lado de Óscar Iván Zuluaga. El fenómeno de Uribe jalona votos que no necesitan liderazgo local, pero que llenan tarimas. La foto del precandidato X al lado de Uribe mirando a lo lejos, es buscada y ‘pescada’ en estos momentos.

2. Santos -O quiénes dirigen su campaña desde los cuarteles Generales-, no han comprendido que en los municipios, se necesita más campaña de tierra, acceso directo a la población. Y mientras no segmenten el target, no van a llegar a ellos por TV simplemente.

3. Muchos alcaldes que no tienen hoy la popularidad muy alta o cuyas acciones gubernamentales no tienen buena acogida local, no pueden asegurar una votación alta al mandatario-candidato, ya que la gente a nivel local cobra pro ventanilla, en este tipo de casos.

4. La votación de opinión de izquierda, se ha quedado estancada en las altas esferas educativa, en los docentes, en los universitarios… Y no ha aterrizado al pueblo-pueblo. Los sindicatos han desaparecido como ente conector, los obreros hoy ya no siguen estas ideas con el mismo furor de antes, el magisterio tuvo líderes apoyando a Uribe (!). Y por otro lado, aún se vincula a las FARC/ELN con el discurso social demócrata de amplios sectores de izquierda. Y las FARC son el extremo de Uribe, igual de nefastos (o peores).

5. Definitivamente la Ola Verde, la Alianza Verde, los Verdes… han quedado como un recuerdo de lo que pudo haber sido y no fue. Siendo Peñalosa un gran Ejecutivo y uno de los mejores en Latinoamérica, no pudo concretar. Tal vez por la lejanía del discurso conflictivo que polarizó el debate, tal vez por el ‘estigma’ de haber sido amigo de Uribe. Sergio Fajardo, Antanas Mockus, nombres que hoy parecen una utopía para dirigir el país.

6. Lo de Martha Lucía Ramírez es un fenómeno de berraquera. No hay palabras. Una mujer que lideró parte de la nueva (!) generación conservadora y que puso a los godos nacionales de nuevo a terciar. La fuerza que decide, pues sí. Conservadora y todo, una mujer de admirar.

7. Estas dos semanas, son las de los teléfonos rojos; la de los líderes departamentales (Que no salieron a ‘trabajar’ porque no llegó mermeladita); la de los acuerdos con alcaldes locales y la de las componendas, buscando cómo repuntar en los números y recalar en la población. Esta es la semana de los ‘pescadores’. Mermelada a montones.

===
Nada está cantado. Las alianzas y coaliciones están servidas, pero no todos los seguidores son limones en un costal para ser endosados. Sin embargo, hay liderazgos que pesan.

El Uribato está en su máximo esplendor post Uribe y Colombia embelesada con él. El Proceso de Paz parece una lejana utopía, aunque muchos consideremos desear la paz, así haya que tragarse un par de sapos.

Ñapa: Los estrategas electorales de tierra, se han puesto necesarios en la bolsa. Empiezan a sonar los teléfonos, muchos quieren las bases de datos, los análisis previos, los detalles de campo. (Ahora sí.)

Análisis Jurídico del caso Alcalde de Nechí

Justiica Cabrera

Sergio Mesa

Por:    SERGIO MESA (@SermecaEspecial para Paéz Hache & Asociados Consultores]

 ====

Para comenzar a exponer las tesis jurídicas debemos partir del Fallo en Primera Instancia proferido por la Procuraduría General de la Nación contra el alcalde Eduardo Cabrera Urbiña, elegido para el periodo 2012 – 2015, quien tiene el recurso de la apelación. Entonces ¿qué sigue? Aquí expongo lo que dice la ley y los juristas.

 ¿Qué es un proceso disciplinario? Es un conjunto de actividades encaminadas a investigar, determinar y sancionar conductas de los servidores públicos, funcionarios públicos o particulares que ejerzan funciones públicas, que conlleve al incumplimiento de deberes, extralimitación en el ejercicio de derecho y funciones e incurrir en prohibiciones y violación del régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.

 ¿Qué ley regula estos comportamientos y quién investiga? Ley 734 de 2002 (Código Único Disciplinario). El titular del ejercicio disciplinario es la Procuraduría General de la Nación (Art. 3°).

 Comisión de las faltas disciplinarias

“Las faltas disciplinarias se realizan por acción u omisión en el cumplimiento de los deberes propios del cargo o función, o con ocasión de ellos, o por extralimitación de sus funciones”, (Art. 27, C.U.D.).

 ¿Cuáles son las faltas disciplinarias? De acuerdo al Artículo 42 del C.U.D. se clasifican en: 1) Gravísimas; 2) Grave; y 3) Leves.

¿Qué agrava la falta y hace que la sanción sea más drástica, es decir, se le aplique sanciones de 10, 12 o más años? 

La respuesta la da el C.U.D. en el Artículo 43, incisos 1 y 4:

1. El grado de culpabilidad.

(…)

4. La jerarquía y mando que el servidor público tenga en la respectiva institución.

¿Qué es ‘dolo’? El término ‘dolo’, en cualquier proceso, significa que excede la gravedad de la falta, por cuanto los juristas lo llaman “artificio, astucia, trampa, maniobra o maquinación que se emplea para conseguir la ejecución de un acto”.

 En ese sentido, cuando en una falta disciplinaria investigada por la Procuraduría, se identifique el ‘dolo’, es decir, aparezca en la imputación de cargos “falta gravísima a título de dolo”, se le aplica una sanción ejemplar y que supera los 10 años.

¿Cuáles son las sanciones a las ‘faltas gravísimas dolosas’? El C.U.D. en el Artículo 44 clasifica este tipo de sanciones para las faltas ‘gravísimas dolosas’ o ‘culpa gravísima’:

 1. Destitución e inhabilidad general, para las faltas gravísimas dolosas orealizadas con culpa gravísima.

2. Suspensión en el ejercicio del cargo e inhabilidad especial para las faltas graves dolosas o gravísimas culposas. 

(…).

 ¿Cuál es el límite de la sanción (en años) de quien cometa una falta gravísima dolosa? “La inhabilidad general será de diez a veinte años (…) cuando la falta afecta el patrimonio económico del Estado la inhabilidad será permanente…”. (Art. 46)

 ¿Qué puede incidir en que la sanción en años sea menor o mayor? El C.U.D. determina que el disciplinado (investigado) tendrá una sanción menor  o mayor por:

 a) Haber sido sancionado fiscal o disciplinariamente dentro de los cinco años anteriores a la comisión de la conducta que se investiga;

(…)

d) La confesión de la falta antes de la formulación de cargos;

e) Haber procurado, por iniciativa propia, resarcir el daño o compensar el perjuicio causado;

(…)

i) El conocimiento de la ilicitud;  

 j) Pertenecer el servidor público al nivel directivo o ejecutivo de la entidad. (Caso Alcalde o Secretario de Despacho)

 La sanción más grave:

 a)…la sanción más grave es la destitución e inhabilidad general, esta última se incrementará hasta en otro tanto, sin exceder el máximo legal;

Entrando en materia, después de haber hecho un análisis de qué son las faltas disciplinarias, quién investiga, los criterios para sancionar la falta y que sea drástica o leve, es importante hablar de los fallos: primera instancia y segunda instancia.

¿Quién dicta el Fallo en Primera Instancia? Por competencia jurisdiccional le corresponde a la Procuraduría Provincial de Yarumal, que conoce casos disciplinarios del municipio de Nechí (Ant.), investigar y desarrollar el proceso disciplinario de práctica de pruebas documentales y testimoniales. Después de seguido todo el proceso el Procurador Provincial dicta el Fallo en Primera Instancia.

Contra este Fallo en Primera Instancia, en el fallo proferido por el órgano disciplinario aparece  este texto: el recurso de apelación ante el Procurador General de la Nación que deberá interponer y sustentar por escrito en el término de tres (3) días contados a partir de los cinco (5) días siguientes a la fecha de entrega de la referida comunicación”.

En este momento, si al Alcalde de Nechí le fue notificado el Fallo en Primera Instancia, se debe estar surtiendo el trámite de apelación ante el Procurador General.

¿Quién resuelve la Apelación al Fallo en Primera Instancia? El Procurador Regional de Antioquia, después de haberse surtido el trámite de notificación del fallo y su respectiva apelación, entrará a resolver los argumentos presentados por el apoderado del disciplinado,  en el término de 45 días.

 De ahí puede demorarse entre 6 y 7 meses, o mucho menor, dependiendo de la celeridad de la Procuraduría Regional, para determinar el fallo.

En el momento de pronunciarse la Segunda Instancia emitirá un fallo que, en el caso de faltas disciplinarias gravísimas a titulo de dolo dice: “Destitución del cargo de [Alcalde] e inhabilidad para ocupar cargos públicos y contratar con el Estado por ___ años”.

¿Después de proferido en Fallo en Segunda Instancia qué sigue? Contra el Fallo de Segunda Instancia no procede ningún recurso de apelación, sino solamente, en los casos en que lo determine el sancionado, una demanda de revisión y restablecimiento de derecho ante el Consejo de Estado.

 El Fallo en Segunda Instancia se le notificará al Disciplinado a través de dos mecanismos que se consideran notificación personal:

 – Notificación Personal: al demandado o a su representante o apoderado judicial, del auto proferido por el juez o por el ente disciplinario o fiscal (Art. 314, Código de Procedimiento Civil).

 Con el fin de dilatar el proceso de notificación los disciplinados o sus apoderados no responden, para ser notificados por Edicto, ganando tiempo para organizar a quien encargado el nominador (en caso de Alcaldes es el Gobernador) o la terna del mismo partido que debe presentarse ante el mismo nominador mientras la realización de las elecciones.

 – Notificación por Edicto: “Las sentencias que no se hayan notificado personalmente dentro de los tres días siguientes a su fecha, se harán saber por medio de edicto que deberá contener:

1. La palabra edicto en su parte superior.

2. La determinación del proceso de que se trata y del demandante y el demandado, la fecha de la sentencia y la firma del secretario.

 El edicto se fijará en lugar visible de la secretaría por tres días, y en él anotará el secretario las fechas y horas de su fijación y desfijación.

¿Después de notificado por Edicto qué sucede? Después de surtido el trámite de notificación por Edicto el Secretario de la Procuraduría enviará copia de la Sentencia al ente nominador del disciplinado, es decir, al Gobernador de Antioquia, quien emitirá un Decreto de destitución del cargo como Alcalde y nombrará como encargado a un Secretario de Despacho, de acuerdo a lo estipulado en la Ley 136 de 1994:

Faltas absolutas (Art. 98): Son faltas absolutas del alcalde: (…) f. La destitución…”.

El partido político por el cual resultó electo el alcalde separado de su cargo, previa solicitud del Gobernador, enviará una terna integrada por integrantes del mismo partido, dentro de los diez (10) días posteriores a la notificación.

El Gobernador hará la designación del Alcalde (e) de acuerdo al Artículo 106 de la Ley 136 de 1994: “para los casos de falta absoluta o suspensión, designarán alcalde del mismo movimiento y filiación política del titular, de terna que para el efecto presente el movimiento al cual pertenezca en el momento de la elección”.

¿Por cuánto tiempo estará como Alcalde (e) el designado por el Gobernador? Para definir esta duda debe tenerse dos criterios importantes que determinan la Ley 136 de 1994 en el Artículo 107:

 Convocatoria a elecciones. Si la falta absoluta se produjere antes de transcurridos veinticuatro (24) meses del período del alcalde (…) el gobernador respectivo, según sus competencias en el decreto de encargo señalarán la fecha para la elección de nuevo alcalde, la cual deberá realizarse dentro de los dos meses siguientes a la expedición del decreto.

 Se harán elecciones siempre y cuando al Alcalde le falten 18 meses para la terminación del periodo, es decir, desde junio de 2014 al 31 de diciembre de 2015. (Acto Legislativo 02/02)

 La Registraduría Nacional del Estado Civil ha determinado que son 55 días después de promulgado este Decreto, que coincida con un día domingo.

¿Qué sucede si el Alcalde es destituido faltándole menos de 18 meses?

El Acto Legislativo 02 de 2002 determinó qué hacer en esos casos. “Si la vacancia definitiva se presenta a menos de 18 meses de la terminación del periodo, el Gobernador o Presidente de la República, según el caso, debe designar un nuevo mandatario encargado por lo que resta del período, respetando el partido, grupo político o coalición por el cual fue inscrito el mandatario elegido”.

Es decir, en palabras sencillas, si el Fallo de Segunda Instancia de la Procuraduría General de la Nación contra el Alcalde de Nechí, se profiere después de junio [entre julio y diciembre], y mientras cursa todo el proceso de notificación, el Gobernador no podrá designar a alguien en encargo y citar elecciones, sino que debe encargarlo por lo que resta del período, hasta el 31 de diciembre de 2015.

Tractatus mermeladus colombianis

Ruego

Los referentes nacionales en cuestiones públicas están generando un malestar dentro de las personas comunes y silvestres. Todo comenzó con la vertiginosidad en que se han destapado (a nivel nacional) los ecos sonoros de la corrupción legislativa; la predisposición hacia el voto en blanco comenzó con un intento de reformar la justicia colombiana, sin embargo este proyecto no era más que un escudo para la clase política nacional, donde los partidos de derecha intentaron conseguir inmunidad diplomática para sus parlamentarios y de paso libraría de cárcel a algunos de los ya condenados por parapolítica, corrupción y otros delitos.

Colombia entera se indignó, y los congresistas vieron caer toda defensa posible cuando Simón Gaviria exclamó públicamente que no leía todos los proyectos que firmaba. Esto luego se vio seguido por una reforma que imposibilitaba generar educación superior de calidad y donde las universidades se verían sin recursos para generar investigación, sin dejar de lado la inversión privada que convertiría –aún más- la educación en un negocio. Antes de todo esto ya se había visto una manifestación popular en el gobierno de Uribe, cuando las personas que utilizan internet vieron amenazada su libertad de expresión con la famosa ley Lleras, claro está que esta manifestación distó mucho de ser un clamor de todo un pueblo, pero presagiaba un despertar del colombiano promedio.

Sin embargo todo esto no parece ser una real amenaza para los que llevan gobernando el país desde hace más de 100 años, ya que seguimos viendo a Gavirias, Galanes, Santos, Lleras y Rojas en las listas para elecciones; pero esto no es lo triste de Colombia, lo triste de Colombia es que vemos como las personas siguen votando de manera mecánica y consecutiva por estos mismos que han hecho de la política un regadero de billetes de 50 mil y elementos que no cuestan mucho pero que amarran el voto. En situaciones como esta, en otros países ya habrían rodado cabezas, para poner un ejemplo mínimo sería el caso de oferta de prebendas a iglesias a cambio de votos (Roy Barreras), o el de decir que el salario de un parlamentario no logra cubrir el combustible para 2 camionetas (Corzo), estos sólo para nombrar dos pequeñeces de dos personas que de seguro llegarán con una votación amplia a ocupar curules en el Senado; todo esto sumado a que según la ley, el voto en blanco sólo dejaría por fuera a los partidos opositores que son minoría, ya se me hacía raro ver a Uribe apoyando el voto en blanco para las elecciones legislativas que tienen como primer escaño una corporación (partido), ya que esto dejaría a Uribe como el único “opositor” de Santos y todo el erario público colombiano iría a parar a los bolsillos de las mismas familias y obviamente el poder sería utilizado para continuar con una guerra absurda que genera ingresos inmensos para los políticos corruptos por cada muerto que coloca el pueblo.

Luego de todo esto vemos a la gente quejarse de que los políticos no sirven para nada y que sólo quieren robar, entonces surge la pregunta por la sanidad mental de Colombia porque parece muy esquizofrénico elegir a un corrupto y luego exigirle que legisle bien y con alto sentido social; del mismo modo este “modelo” político impregna a los entes territoriales pequeños que también ven escapar recursos, que podrían ser utilizados en escuelas y hospitales, hacia los esbirros de los grandes políticos y los que gobiernan las localidades terminan debiendo favores y puestos burocráticos (sin contar los contratos de infraestructura y malla vial) , así pues que los grandes comen pastel, caviar y champaña mientras que el pueblo subsiste con lo que queda de las migajas que comieron los líderes locales.

Así pues, que realmente no hay una oportunidad de cambiar la pobreza, la falta de educación, el desempleo y mucho menos cambiar las leyes que perjudican a la producción nacional y benefician la mercancía extranjera, ya que somos un pueblo que parece ovejas que se encaminan, ellas mismas, alegremente a las fauces de los lobos.


Hide