«Estrategas Electorales, Pura Sangre»



Reflexiones sobre la Jornada Electoral en Estados Unidos

Donald Trump Presidente USA

¿Por qué ganó Donald Trump, el antipolítico, las elecciones en Estados Unidos de América?

Cuando Michael Moore anunciaba una victoria aplastante del magnate neoyorquino, muchos lo tomaron (lo tomamos) como pesimista irredento. Y es que nunca avizoramos que la estrategia de la conducta no política, xenófoba, a bocazas y con expresiones políticamente incorrectas del señor Trump, le iban a dar resultado.

Pero empezó a pasar obstáculo tras obstáculo, en su partido, en las primarias, luego en sus giras, después en algunas encuestas… y en algún momento, se fortaleció. Luego, voces y periodistas de manera tímida empezaron a darlo como posible ganador. Y llegó a las últimas semanas con una posibilidad enorme. Y ganó.

Y ganó, no solo con los votos de los colegios electorales, sino también con el voto popular. Con el conteo de cada voto de los ciudadanos norteamericanos. Y eso, es ya una victoria total.

¿Qué se puede decir? Para tocar en caliente el tema, podríamos señalar 5 aspectos, desde la Estrategia de Campaña:

  1. Como en el Brexit inglés, o en el plebiscito por el acuerdo de paz en Colombia, las encuestas no supieron registrar el fenómeno del voto oculto o vergonzante. No era fácil decir de frente que se iba a votar por Trump, no era correcto, no estaba bien. Pero, en las urnas, el voto es secreto y personal. Lección en 3 capítulos de 2016, para no olvidar.
  2. Trump con sus salidas de tono, lo que hizo fue darle discurso oficial (aunque se notara grotesco), a varias posiciones de una media poblacional norteamericana: la de la clase media tradicional, que ve la inmigración (latina?!) como perjudicial para los intereses económicos y productivos del país. Algunos estudios, mostrarnos que el gusto pro las armas, la xenofobia, la posición radical ante el conflicto, el machismo frontal y algunas otras salidas de tono de Trump, son compartidas por una amplia mayoría estadounidense. Así que no solo eligieron a quién se merecen, sino a quién los representa.
  3. Las minorías no son necesariamente Demócratas. Ni de bolsillo. En Florida ganó Trump, imperaron los republicanos. Y Florida era un estado switcher, se podía mover para ambos lados, pero terminó de manera apretada, el pueblo latino dándole los votos a Trump. Eso sí, ni con ganar Florida, se salvaba Hillary.
  4. El mundo está girando hacia centralismos totalitarios y populistas. El miedo a los inmigrantes, a la globalización sin fronteras, a la presencia de fundamentalismos religiosos y a una apertura económica que no brinde protección a los locales, fue el escenario propicio para un discurso fuerte, ortodoxo y fundamentalista local. Con un mensaje sencillo, populista, de derecha y apelando al sentimiento de autosuficiencia americano, Donald Trump no solo ganó su elección, sino que aseguró un Congreso Republicano. Y se espera que las elecciones regionales y de Justicia, también sean hegemónicas para el partido del elefante.
  5. Y también no es poco cierto que le ganó en franca lid a una no tan buena candidata. Hillary Clinton arrastraba el peso de pertenecer a la clase política tradicional, con cuentos de deshonestidad, con alianzas non sanctas en Wall Street… y siendo además, mujer, en un país, donde aún eso pesa. Donald Trump, es un hombre acostumbrado al escándalo, a decir las cosas como escupidas, veterano de los flashes, cámaras y espectáculos y usó esto a su favor, en contra de la presencia de Clinton, que nunca se sintió cómoda, confrontada y que no esperaba la campaña, tal como se desarrolló. Trump también le ganó en el show.

Ñapa: Algo le tuvieron que cobrar a Obama, de paso. El ObamaCare sufrió un revés en esta votación, porque el Presidente 44 se la jugó a fondo por evitar la llegada de Trump a la Casa Blanca. Michelle, fue una adalid fuerte en campaña como ninguna otra FLOTUS en la historia de este país. Y no hubo tal.

TrumpMañana se dirá que Trump no tiene cómo cumplir ni la mitad de lo que prometió, que el Tío Bernie fue uno de los ganadores, que Putin debe estar preparando cena de recepción, que Uribe, Pastrana y Aznar están invitados a posesión el 20 de Enero y nos deleitaremos viendo en cuántas series de TV ha ‘cameado‘ el próximo Presidente de los Estados Unidos, o de cómo los Simpson, volvieron a acertar en sus augurios.

Lo cierto es, que el asunto es de mayor importancia: el Dow Jones a esta hora anda loco, cuesta abajo; los bancos asiáticos están reunidos en emergencia, hace ya 12 horas; el peso mexicano cayó en 6 horas lo que nunca en 5 años y se viene una fuerte ola anti inmigratoria y de corte fuerte en temas de comercio exterior.

Esta elección, puede reubicar el rompecabezas de Occidente de una u otra manera. Tenemos hasta enero, para ahora sí, buscar entre los discursos de Mr. Donald Trump, sus propuestas y ofrecimiento de políticas públicas, para entender hacia dónde quiere dirigir al Gran Hegemón Mundial.

Aunque claro, cualquier cosa que interpretemos, puede ser sorprendida por su propio accionar, teniendo al Congreso de su lado y a la Justicia Nacional. Después de todo, es un mundo de sorpresas. El voto emotivo le acaba de ganar al voto racional.

Así es la Democracia.

Congratulaciones, Señor Presidente N° 45.

 

TODOS los políticos son iguales… ¿En serio?

perseus_right_knight_1500 (1)

Eddy Pic Oficial

 

 

 

 

Por: @PaezHache (Consultor Electoral)|| [De cómo los políticos, al despertarnos, aún estarán ahí]

TODOS LOS POLÍTICOS SON IGUALES. Cuando se escucha esta expresión en boca de la mayoría de latinoamericanos, de colombianos, de antioqueños; casi siempre será extraño si se piensa de manera positiva en dicha afirmación.

En los últimos años, personalmente, nunca he escuchado una aseveración del tipo: “Todos los abogados son muy honestos. Todos los médicos son estupendos. Todos los taxistas son honrados. Todos los funcionarios públicos son limpios. Todos los árbitros son buenos. TODOS LOS POLÍTICOS SON MAGNÍFICOS… ¡Hay qué ver cómo sirven a nuestra patria!”

Infortunadamente, experiencias particulares, algún comportamiento crucial en nuestras vidas, situaciones eventuales, nos llevan a afirmar dicha ‘verdad-de-a-puño’ como algo probado, sabido e inefable. Sin confirmar a plenitud, pero dicho por todos, es así, sin discusiones.

Como toda generalización, de seguro es injusta con las excepciones; aunque con ello, siempre se ha dejado por sentado un ambiente de desconfianza fatal que poner por igual a los profesionales mencionados y en sumo grado a los políticos. Eso sí, estos son la sima del asunto, la parte más baja en todos estos señalamientos.

Y a decir verdad, no es algo exclusivo de las profesiones o de la clase pública; sucede con las mujeres, con los hombres, con los pastusos, con los costeños, con los emigrantes… Que perros, que complicadas, que brutos, que bullosos, que mulas. Todas, aseveraciones superficiales, totalmente ignotas, aunque populares.

Simplificamos nuestra forma de pensar y la reducimos casi que al absurdo para evitar la complejidad de otros análisis. Y no es tan fácil.

Los políticos son seres humanos. Y hablamos de los políticos criollos, para especificar el universo, la muestra de este post. Los políticos son humanos, es más, lo son tanto como usted y como yo. Con equivocaciones, con sueños en la vida, con sorpresas, con posibilidades, con familia, con pasado… Cuando generalizamos a los demás, a ellos, damos pie para que nos simplifiquen también a nosotros. Vemos a alguien en un afiche de candidato y de una “No son sino ladrones.. todos.” Es nuestra salida natural.

¿Y qué, con eso? Pues que de igual manera, la clase política existe y las elecciones también. Y sea por 5 ó 10, van a salir elegidos. Siempre va a pasar. A menos que tomemos otra clase de decisiones, que seamos más inteligentes y que pensemos un poco más en nuestra sociedad, en nuestros pueblos, la realidad es que el poder seguirá en manos de ‘esos’ políticos.

Tal como yo lo veo, tenemos 2 salidas:

1. La primera es el tiempo actual, el tiempo de gobierno (de esos Alcaldes, gobernadores, presidente, congresistas, diputados, concejales) es evaluar con más análisis que pasión, con justicia con el otro. Reconocer que no siempre pertenecen a una Mafia que se reúne por las noches a decidir como ‘jode’ este pueblo al día siguiere. Valorar que dentro de su accionar puede que haya decisiones acertadas y otras que tuvieron buena intención, aunque no hayan sido las mejores. Evaluar por un instante, que de alguna manera nos representa, sea por su elección o por nuestra apatía. Es el juego electoral, democracia simple. No es justa siempre, pero son la reglas.

2. La segunda alternativa, es para los tiempos venideros. Ayude a construir diferencia. Haga parte de los procesos, entérese. Salga del Facebook, vaya a la pequeñas reuniones y aporte, opine, hable, escuche. Con mi experiencia como Consultor Electoral en municipios pequeños (de menos de 80 mil habitantes), puedo decirle que en la mayoría de las ocasiones, las mejores ideas en campaña, surgen de paisanos, vecinos, locales que se toman el trabajo de leer y de aportar con algo diferente. Muchas veces, cansados de ‘lo-mismo’.

Quiero pensar que por muy nefastos que sean algunos gobiernos locales, algo bueno han hecho y que en el fondo aún tienen la voluntad de recomponer, la clarividencia momentánea de querer hacer las cosas bien. Sería justos con su propia vida, para que no pasen de agache ante la historia.

Sería sensato de igual manera, que usted que me lee, pueda aportar en la próximas campañas a que no todos los políticos sean igual de ‘bandidos’, exigiendo, mostrando, aportando, cuidando, opinando, evaluando críticamente por quién votar.

Nos toca hacer nuestra parte para cambiar esta realidad, porque a todas estas, señalando sin ofrecer acciones de cambio para nuestra sociedad, también somos más de lo mismo.

De alguna manera, tenga la plena certeza que como el cuento, cuando despertemos, los políticos aún seguirán ahí…

¿Quiénes somos, Qué hacemos?

Cloud Final PH PNG

7 Conclusiones Post Electorales

Eddy Pic Oficial

 

 

Por: Edward Páez H. [@PaezHache]

 

389358_205031_2

Procedemos a analizar el contexto local en los municipios donde tenemos presencia como Consultores o posibles Asesorías en #ComPol Comunicación Política. Siete (7) conclusiones rápidas:

1. Muchos aspirantes locales, aprovecharán el boom del Uribato para alinearse al lado de Óscar Iván Zuluaga. El fenómeno de Uribe jalona votos que no necesitan liderazgo local, pero que llenan tarimas. La foto del precandidato X al lado de Uribe mirando a lo lejos, es buscada y ‘pescada’ en estos momentos.

2. Santos -O quiénes dirigen su campaña desde los cuarteles Generales-, no han comprendido que en los municipios, se necesita más campaña de tierra, acceso directo a la población. Y mientras no segmenten el target, no van a llegar a ellos por TV simplemente.

3. Muchos alcaldes que no tienen hoy la popularidad muy alta o cuyas acciones gubernamentales no tienen buena acogida local, no pueden asegurar una votación alta al mandatario-candidato, ya que la gente a nivel local cobra pro ventanilla, en este tipo de casos.

4. La votación de opinión de izquierda, se ha quedado estancada en las altas esferas educativa, en los docentes, en los universitarios… Y no ha aterrizado al pueblo-pueblo. Los sindicatos han desaparecido como ente conector, los obreros hoy ya no siguen estas ideas con el mismo furor de antes, el magisterio tuvo líderes apoyando a Uribe (!). Y por otro lado, aún se vincula a las FARC/ELN con el discurso social demócrata de amplios sectores de izquierda. Y las FARC son el extremo de Uribe, igual de nefastos (o peores).

5. Definitivamente la Ola Verde, la Alianza Verde, los Verdes… han quedado como un recuerdo de lo que pudo haber sido y no fue. Siendo Peñalosa un gran Ejecutivo y uno de los mejores en Latinoamérica, no pudo concretar. Tal vez por la lejanía del discurso conflictivo que polarizó el debate, tal vez por el ‘estigma’ de haber sido amigo de Uribe. Sergio Fajardo, Antanas Mockus, nombres que hoy parecen una utopía para dirigir el país.

6. Lo de Martha Lucía Ramírez es un fenómeno de berraquera. No hay palabras. Una mujer que lideró parte de la nueva (!) generación conservadora y que puso a los godos nacionales de nuevo a terciar. La fuerza que decide, pues sí. Conservadora y todo, una mujer de admirar.

7. Estas dos semanas, son las de los teléfonos rojos; la de los líderes departamentales (Que no salieron a ‘trabajar’ porque no llegó mermeladita); la de los acuerdos con alcaldes locales y la de las componendas, buscando cómo repuntar en los números y recalar en la población. Esta es la semana de los ‘pescadores’. Mermelada a montones.

===
Nada está cantado. Las alianzas y coaliciones están servidas, pero no todos los seguidores son limones en un costal para ser endosados. Sin embargo, hay liderazgos que pesan.

El Uribato está en su máximo esplendor post Uribe y Colombia embelesada con él. El Proceso de Paz parece una lejana utopía, aunque muchos consideremos desear la paz, así haya que tragarse un par de sapos.

Ñapa: Los estrategas electorales de tierra, se han puesto necesarios en la bolsa. Empiezan a sonar los teléfonos, muchos quieren las bases de datos, los análisis previos, los detalles de campo. (Ahora sí.)


Hide